Medio Ambiente en Guinea Ecuatorial

Problemática de medio ambiente y desarrollo sostenible en Guinea Ecuatorial. La vulnerabilidad socioeconómica y medioambiental del poblado de Ekuku (Bata- Guinea Ecuatorial) ante su situación económica y la amenaza de la invasión marina.

  Preámbulo: Consideraciones geológicas y climato-oceano-eustàticas generales del continente africano

           El gran continente africano, en relación con sus características geológicas y tectónicas, está estructurado en dos amplias zonas. Una hacia el Norte y otra hacia el Sur de África, las dos están separadas por un eje (banda) cristalino y cristalográfico que va de Oeste a Este, de la región del golfo de Guinea a Abisinia. Dicho eje se sitúa a nivel del paralelo 5° Norte, en la parte septentrional del golfo de Guinea.

         La parte Sur, que nos interesa en este estudio, puesto que es en ella donde se encuentra localizada Guinea Ecuatorial, posee rasgos geológicos y tectónicos determinados por un eje de simetría de dirección Norte-Sur. Dicho eje intracontinental es una depresión tectónica central cubierta por materiales del Paleozoico (o Primario) superior y Mesozoico (o Secundario) inferior, en su mayoría, continentales. Por ambos lados de dicha depresión central (de los grandes lagos africanos), se encuentran dos moles cristalinas de direcciones paralelas al eje. Apoyados a esas moles se observan materiales secundarios y terciarios de la costa con inclinaciones respectivamente hacia los Océanos Atlántico e Indico. La típica disposición simétrica de los moles cristalinos con respecto a la depresión central, es la resultante de los complejos fenómenos de la tectónica terrestre que, en sus fases activa y pasiva de acción, permiten alternativamente transgresiones y regresiones marinas. Por su antigüedad geológica se sabe que África ha sido el teatro de transgresiones y regresiones marinas a lo largo de la historia geológica. Aunque las máximas invasiones del mar se han producido en el periodo Cretáceo o Paleógeno, no se excluye que, quizá de menor importancia, otras se produzcan ahora en el Cuaternario.

         En esta gran zona sur de África, se observa una concordancia entre los plegamientos, las fracturas y las fallas por una parte; y, entre los rasgos geológicos y fisiográficos por otra. Igualmente se constata que a partir de las depresiones centrales de los grandes lagos africanos, de orientación global Norte-Sur y que a veces se destacan por la existencia de montañas y mesetas, esta zona Sur de África va descendiendo progresivamente del interior del continente hacia el mar. El paso de la zona central, de compleja estructuración geológica y tectónica (depresiones, montañas y mesetas) al mar se efectúa a saltos debido a desniveles creados por fallas y discordancias estructurales de relieve. Ello hace que los ríos salven dichos relieves accidentados mediante rápidos y cascadas (que debían ser útiles para la construcción de una central hidroeléctrica, tal debía ser el caso en los rápidos del Sendje en nuestro Distrito de Mbini). Las zonas costeras, de escasa anchura y por su constitución geológica (capas sedimentarias) son por lo general poco accidentadas. En resumen tres zonas bien diferenciadas se distinguen: las montañas del zócalo cristalino, las mesetas intermediarias y la llanura litoral. Tras este análisis geológico y tectónico del continente africano y sobre todo de su parte Sur, a continuación vamos a entrar en el meollo de la cuestión exponiendo los caracteres geológicos de Río Muni, lo que nos permitirá mejor comprender los problemas actuales de la importante e inquietante erosión marina en Ekuku y la indudable próxima invasión de este poblado por el Océano atlántico.

I.- características geológicas de Río Muni y su evolución en los contextos geológico, oceanográfico y eustàtico a través de su historia geológica

         Río Muni o Guinea Ecuatorial continental está situada en la gran zona Sur de África y en sus costas occidentales bañadas por Atlántico ecuatorial, presenta rasgos geológicos y fisiográficos similares a los del continente africano. En efecto, Río Muni forma parte de una antigua meseta tectonizada, fallada (fallas), dislocada, erodada, paralela a la costa atlántica. Dicha antigua meseta va desde el Adamaoua (Camerún) al Norte hasta las mesetas de Angola, al Sur, bordeando por el Oeste la depresión o cubeta del Congo. El zócalo primitivo riomunense está constituido del interior hacia el mar por tres tipos distintos de zonas geofísicas que se traducen respectivamente en un trinomio de formaciones rocosas:

-         la zona oriental magmática (granitos, gabbros, dioritos cuarcíferos) que cubre aproximadamente los dos tercios del territorio riomunense y que va de la frontera con Camerún y Gabón hasta los alrededores de Acom, al Este de Micomeseng, la cadena de Niefang, los montes Mitra y el poblado de Ayeme. Las rocas magmáticas de Río Muni son por lo esencial de Edad Precambriana y Primaria.

       - la zona intermediaria, constituida por formaciones metamórficas, esencialmente gneiss y rocas afines (leotitos, entre otros) bordea por el Norte y Oeste a la zona oriental magmática. Esta zona intermediaria va de Ayamiken y Micomeseng, por el Norte, hasta en las cercanías del Sur de Bitica donde entra en contacto, en su parte meridional, con rocas sedimentarias areniscas y pizarras del Cretáceo. El metamórfico data del Precambriano al Secundario.

         - En fin, la zona litoral formada por rocas sedimentarias del Cretáceo (Era Secundaria), del Terciario y del Cuaternario, entra en contacto con la zona metamórfica intermediaria por el Norte, Este y Sur. Es dicha zona litoral, la menos extensa entre las tres citadas, la que se extiende desde las costas hasta 10 a 20 Km. tierras adentro.

         Es precisamente esa zona litoral o país costero y más concretamente el poblado de Ekuku el tema central de este estudio, a la luz de su inquietante exposición actual a la erosión e invasión marinas.

II.- El territorio y poblado de Ekuku ante la erosión e invasión marinas. El retorno a los territorios iniciales de Ekuku-Etubue, Mualobe y Sevila como única solución o alternativa

         La geología del país costero en general y de Ekuku en particular se caracteriza por una zona sedimentaria de Edad Terciaria – Cuaternaria que recubre el Secundario, el Primario y el zócalo Precambriano. Los estudios estratigráficos de las cuencas sedimentarias costeras del África atlántica y en particular las cuencas guineo-gabonesa y del Campo, conducen a la conclusión que la apertura del Océano atlántico data del principio del Cretáceo inferior, ya que el deposito de las capas pudo realizarse únicamente después de la dislocación del Gondwana, seguida de transgresiones marinas. El aporte de la teoría geológica de Placas es pues fundamental para comprender la apertura del Atlántico Sur y la formación de las cuencas sedimentarias costeras de la bahía de Biafra, de las que forma parte la cuenca guineo-gabonesa donde se localiza Ekuku. Los modelos de transgresiones y regresiones marinas puestos en evidencia por Giresse, entre otros, corroboran esa hipótesis al mismo tiempo que este autor confirma la fuerte erosión costera por el mar y la consecuente regresión de la costa en la bahía de Biafra.

En efecto, por una parte, los trabajos científicos de varios autores de estatuto internacional convergen en la puesta en evidencia empírica de la invasión marina y regresión costera de la bahía de Biafra en general y de la costa de Bata, en particular.

         Por otra parte, los estudios metalogénicos de la stone-line (capa pedologica) de la región de Bata (TABOADELA, 1960) contribuyen al conocimiento del clima cuaternario de las regiones ecuatoriales africanas. En efecto, las observaciones realizadas en Bata sobre capas pedológicas a través de las distintas series granulométricas, la erosión de horizontes superficiales de suelos ferra líticos y de la capa laterítica por la red fluvial, la disolución de componentes mineralógicos del bedrock, etc, conducen a afirmar que han habido cambios climáticos en el pasado.

         Los cambios climáticos y eustáticos sobre todo del Holoceno a la época actual, por un lado, y, la micro tectónica local (acción y reacción de fallas y subsidencias en el litoral batense, por otro, han contribuido de forma decisiva en la formación de desembocaduras y la agravación de la vulnerabilidad costera a la acción del mar. Otro elemento que redunda en la puesta en relieve de la gravedad de la situación geofísica y oceanológica de Ekuku es el resultado de trabajos anteriores a éste. En efecto, diversos trabajos científicos llevados a cabo por el laboratorio de geología, geoquímica y sedimento logia marinas de la Universidad de Perpignan (Francia), por otras Universidades internacionales (Paris, Poitiers, Strasbourg, Bordeaux, Montpellier, Nantes, USA, Alemania, Bélgica, entre otras) y el Consejo Superior de investigaciones científicas de España (CSIC) confirman el incremento y agravación de la erosión marina en las costas del golfo de Guinea. En el mismo orden de ideas, las observaciones empíricas realizadas durante mis investigaciones científicas en las playas de Bata ponen de manifiesto dicha erosión y el consecuente retroceso de la línea de costa. Un reciente estudio del Grupo intergubernamental para el estudio del cambio climático (GIEC) de la organización meteorológica internacional y el programa de las Naciones Unidas para el medio ambiente (PNUMA) concluye a un recalentamiento planetario inducido de forma natural (rayos solares, volcanismo, etc.) y artificial (emisión de gases a efecto de invernadero como el CO2, destrucción de bosques, …). Según la evolución actual de los mecanismos naturales y artificiales evocados, durante este siglo XXI, que acaba de comenzar, se prevee la hipótesis de un aumento de temperaturas de 2°C. Ello tendrá como consecuencia la licuefacción de una gran parte de las masas glaciares de los Océanos Ártico y Antártico y el aumento de 50 cm del nivel del mar. Dicho aumento provocará una significativa invasión del mar y la amplificación de la erosión de las costas de Ekuku. La acción del mar tendrá repercusiones negativas no solo sobre el territorio de Ekuku, sino también sobre sus habitantes, ya que Ekuku inundado, su población deberá buscar refugio en alguna parte; donde? El Estado y gobierno guineo ecuatorianos han estudiado y previsto qué tipo de solución viable al respecto?

         Durante esta fase de reflexión sobre este grave problema, tres factores abogan por el retorno de la población ekukeña a su asentamiento inicial de las zonas de Ekuku-Etubue, Mualobe y Sevila. Dichos factores son el ya citado geológico-océano-eustático que acabamos de exponer, el socio-territorial y el cultual. El elemento científico socio-territorial parte de una realidad evidente que toca al incremento demográfico en Ekuku. La población de Ekuku ha experimentado un aumento demográfico en las últimas décadas sin que se haya observado similar tendencia territorial. Entonces, se pregunta al Estado guineano cuáles son las respuestas pertinentes y eficaces que aporta frente a esa presión demográfico-territorial? Donde van ha construir los hijos de Ekuku? En la parte de Ekuku que será invadida de un momento a otro por el mar?

         En lo que concierne al factor cultual y tradicional, debemos destacar que parte del cementerio del poblado de Ekuku se encuentra casi ya en el mar. Al origen del poblado de Ekuku, su cementerio se encontraba lejos del mar, ahora las olas llegan hasta algunas tumbas; ello demuestra la progresión del mar hacia el interior de las tierras. Es pues indispensable implantar otro cementerio tierras adentro.

         A la luz de los tres factores abordados y considerando la gravedad de la situación territorial de Ekuku, se ruega a la Jefatura del Estado y gobierno de Guinea Ecuatorial tomen sus responsabilidades políticas y concedan definitivamente las zonas de Ekuku-Etubue, Mualobe y Sevila al poblado de Ekuku. Se recomienda asimismo al Estado y gobierno de Guinea Ecuatorial emprender una serie de obras viables (eventualmente diques o rompeolas, etc) de acondicionamiento y reacondicionamiento y de protección del poblado de Ekuku, de la zona portuaria y de otras zonas vitales del litoral de Río Muni. Dichas obras deben ser precedidos de un serio estudio que analice todos los aspectos afín de que las mismas no generen consecuencias nefastas a corto, medio y largo plazo. Por otra parte, la existencia del Palacio África no debe constituir un obstáculo por dos razones:

1.- La solidez, coherencia, pertinencia y credibilidad de los tres factores científicos evocados son de naturaleza a seguir las recomendaciones de la ciencia.

2.- El Estado guineano es democrático, lo que significa que los dirigentes provienen del pueblo y obran en favor del mismo y en la mejora de sus condiciones de vida. Se ruega al Estado y gobierno guineanos que obre en la mejora de las condiciones de vida de los ekukeños.

         Por otra parte, las condiciones socioeconómicas de vida de la mayoría de los Ekukeños en particular y Batenses en general se degradan. Lo que queda demostrado por el aumento de robos, actos delictivos, y el elevado porcentaje de los batenses que sufren de la pobreza y miseria. A ello se suman la degradación moral, el alarmante incremento de la falta de respeto y una grave tendencia y predisposición de la población a cometer todo tipo de actos malsanos con tal de conseguir su objetivo de llenarse los bolsillos fácilmente, sin hacer esfuerzos y sin que ello le ocasione problemas de conciencia. 

Conclusión

Varios libros, artículos, notas, muestras geológicas y pedológicas emanantes de trabajos de terreno, etc han contribuido en la elaboración de esta nota científica, cuyo autor, el estudiante-doctorante guineano en Francia, Molongua-Eleuterio IYANGA DYOBA, recomienda, de antemano al Estado y gobierno de Guinea Ecuatorial, para que responda positivamente a las preocupaciones territoriales y socioeconómicas del poblado de Ekuku. En el mismo orden de ideas, el autor a través de este artículo científico transversal y pluridisciplinario (actual vocación y paradigma de la dinámica del desarrollo) hace un llamamiento a la Comunidad internacional, a los Organismos internacionales, a los Estados-nación  que colaboran con Guinea Ecuatorial, a las Fundaciones, Organizaciones gubernamentales y no Gubernamentales que operan en ese país, afina de que tomen sus responsabilidades (no podrán decir el día de mañana que no sabían por que no estaban al corriente, ahora lo saben) y aporten su ayuda en todos los campos al poblado de Ekuku, en particular y a Guinea Ecuatorial en general. Este llamamiento va también dirigido al pueblo español, rogándole a titulo personal e individual que contribuya en la medida de lo posible en la mejora de las condiciones de vida de los Ekukeños y en la construcción de obras de protección de las costas de Ekuku. De antemano, gracias.

Molongua-Eleuterio IYANGA DYOBA, doctorando guineano en Francia.