La Comunidad Educativa del Colegio "Santo Domingo de Guzmán" a través del esfuerzo común y del trabajo conjunto y cooperativo de todos sus miembros, asume la educación como la formación integral de todos sus alumnos, con la idea del pleno desarrollo de su personalidad, y con objeto de:

Ayudar al alumnos en la consecución de una libertad responsable, tolerante y solidaria

Facilitarle la adquisición de los conocimientos, destrezas y actitudes necesarias para el desarrollo de su personalidad.

Fomentar un actitud permanente de creatividad e innovación

Lograr un sentido crítico capaz de discernir entre lo accidental y lo permanente.

Fomentar el espíritu de participación y cooperación en la vida social, mediante el trabajo en equipo y la vida en grupo.

Ayudar al alumno a insertarse en el mundo de forma responsable y crítica, a adoptar una actitud decidida y valiente en la construcción de la sociedad y a comprometerse personal y colectivamente en la promoción de los derechos fundamentales de la persona.

  Buscar la integración de todos los alumnos, especialmente de los más necesitados

Valorar la propia formación como medio para servir a los demás

Estimular constantemente el crecimiento en la fe de los alumnos y siguiendo el ejemplo de Sto. Domingo, estimulamos, cultivamos y promovemos los valores evangélicos de justicia y paz.

 

La Comunidad Dominicana, titular del Centro, se define como Comunidad de "vida apostólica". Al educar intenta que el alumno a través del diálogo fe-cultura, realice una síntesis personal entre la fe y la vida y se comprometa a transformar el mundo.

La VERDAD es nuestro lema. Por eso, en pleno respeto a la autonomía de toda ciencia, buscamos la verdad allí donde esté. Pero a la vez cooperamos a que los alumnos sepan pasar del conocimiento de las diversas verdades al conocimiento de la VERDAD de su ser y de su vida.

Valoramos el ESTUDIO como esfuerzo de acercamiento a la verdad y de desarrollo de las facultades intelectuales. Por ello se mantendrá un espíritu de exigencia académica, a la vez que se les estimula a que valoren el estudio.

El carácter FRATERNAL Y DEMOCRÁTICO que nuestras leyes exigen a nuestras comunidades, nos ayuda a trabajar porque se valore en el Colegio el compañerismo, la ayuda mutua, la participación activa, la confianza entre los distintos sectores, evitar la competitividad y las relaciones fríamente laborales.
Estamos abiertos a todos rechazando toda discriminación por razón de clase social, de posición económica de creencias religiosas o de afiliaciones políticas, de cualidades humanas o capacidad intelectual.

Siguiendo el ejemplo de Sto. Domingo, estimulamos, cultivamos y promovemos en la Comunidad Educativa los valores evangélicos de JUSTICIA Y PAZ
Educamos en la justicia y para la justicia

Subir