Secuencia de Pentecostés


En los textos de diferentes días litúrgicos existe un texto que se llama "Secuencia". Se trata de un texto redactado en forma poética y que hace referencia al día litúrgico correspondiente.

Antes de la reforma litúrgica del Vaticano II había bastantes días que tenían "Secuencia"; en el actual Misal solamente quedan tres días con "Secuencia": Domingo de Pascua, Domingo de Pentecostés, y Virgen de los Dolores (15 de setiembre). Estas "Secuencias" son de libre uso y en la práctia casi nunca se utilizan por lo cual muchas personas no las conocen e incluso, me atrevo a decir, muchos sacerdote celebantes.

Creo que la mejor homilía que puedo hacer es leeros la "Secuencia" de hoy, domingo de Pentecostés.

Estas "Secuencias" pueden ser cantadas y de hecho se han compuesto muchas melodías, de diferentes formas, teniendo el texto como base; puedes escuchar la melodía clásica gregoriana como fondo, mientras lees la secuencia: pulsa aquí...

VENI SANCTE SPIRITUS

Ven, Espíritu divino,
manda un rayo de tu lumbre
desde el cielo.
Ven, oh padre de los pobres,
luz profunda, en tus dones
Dios espléndido.
No hay consuelo como el tuyo,
dulce huesped de las almas,
mi descanso.
Suave tregua en la fatiga,
fresco en hora de bochorno,
paz del llanto.
Luz santísima, pnetra
por las almas de tus fieles,
hasta el fondo.
¡Qué vacío hay en el hombre,
qué dominio de la culpa,
sin tu soplo!
Lava el rastro de lo inmundo,
llueve tú nuestra sequía,
ven y sánanos.
Doma todo lo que es rígido,
funde el témpano, encamina
lo extraviado.
Da a los fieles que en ti esperan
tus sagrados siete dones
y carismas.
Da su mérito al esfuerzo,
salvación e inacabable
alegría.

Amén. Aleluya.