Encuentro de Infancia Misionera en Palencia.

 

 

6:00 de la mañana. El frío nos da la bienvenida en nuestra llegada al colegio, pero nuestra ilusión por el día que empieza le gana la batalla. Uno tras otro nuestros niños van llegando. Identificados como misioneros, pañoletas al cuello como buenos aventureros, amplias sonrisas de entusiasmo y nerviosismo. Dejamos atrás a unos padres inquietos que delegan en nuestras manos sus tesoros.

De Madrid a Palencia. RENFE, metro, un tren para un trayecto de más de cuatro horas. No conocimos el aburrimiento. Juegos, canciones, adivinanzas, chistes, preparación de las oraciones para la próxima eucaristía ocuparon nuestras horas. Por fin llegamos. Cientos de niños, jóvenes, monitores y padres nos acompañaban en la aventura.

Niños y monitores nos repartimos en los grupos asignados aleatoriamente. Nuestro breve encuentro giró en torno a Francisco Javier, alguien que predicó la misión con el ejemplo. La posterior eucaristía, en la cual todos pudimos participar, nos conmovió. Entretenida y emotiva, el ambiente de alegría, religiosidad, cercanía, incluso por parte del obispo, fue algo que nos llegó a todos.

La hora de la comida nos ayudó  a recuperar fuerzas tras esa larga mañana. La jornada culminó con un pequeño festival lleno de bailes y cantos.

En la vuelta a casa, la pena por el fin de nuestro gran viaje y el deseo de aprovechar su final venció al sueño de todos y cada uno de los niños y mayores, y de nuevo las horas pasaron volando.

Esa noche todos dormimos con la mejor de las sonrisas, sin duda.

Es precioso descubrir que en este mundo de hoy todavía hay quienes gozan de compartir el entusiasmo con los más pequeños, un entusiasmo que nos conduce a la idea de un mundo mejor donde sólo Dios ocupe el centro de nuestras vidas y guíe todas nuestras acciones. Gracias a todos los padres, mayores, hermanas, jóvenes voluntarios, por su ayuda, su esfuerzo, su colaboración; y, sobre todo, gracias a los niños por enseñarnos a disfrutar verdaderamente de cada momento.

 

 

 

 
 

Patricia Chavarria Cano.

 

1º Bachillerato - 2006/07

Monitora de Infancia Misionera.

 

Puedes ver más fotos de esta salida aquí.